En el frontis del Museo Gabriela Mistral, al aire libre, están instaladas mesas, sillas, manteles y copas. Un grupo cercano al centenar está mirando una proyección.