El Ministro Ottone y el director del Museo, Rodrigo Iribarren observan un trozo de metal cortado por la acción del terremoto.