Pasar al contenido principal

Exposición Laura Rodig

Laura Rodig
Artes visuales
Exposición
14 Abr 2022
11:00 - 16:30
Gabriela Mistral 759, Vicuña, Chile.
En el mes del natalicio de Gabriela Mistral, esta exhibición nos entrega el arte revalorado y rejuvenecido de Laura Rodig, una de las más cercanas compañeras de Mistral, y parte importante del entorno emocional tras "Desolación", publicación que este año llega a su primer centenario.

Laura Rodig Pizarro nació el 7 de junio de 1896/1901 en la ciudad de Los Andes, Chile. Aunque comúnmente se consignaba 1901 como el año de nacimiento de la artista, nuevas investigaciones permitirían establecer su natalicio en 1896, fecha en que figura inscrita en el Registro Civil bajo el nombre de Laura Pizarro.

Estudió en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile apadrinada por Pedro Felipe Íñiguez (1873-1940), marido de la escultora Rebeca Matte, quien descubrió su talento artístico. Allí fue alumna del escultor Virginio Arias Cruz y condiscípula de artistas como Samuel Román y Tótila Albert.

En 1916 conoció a la escritora Gabriela Mistral (1889-1957), con quien mantuvo una relación sentimental y de gran importancia en el desarrollo de su orientación artística, educativa y política.

Desde 1917 fue nombrada profesora de dibujo y escultura en distintos liceos y escuelas del país, actividad que desarrolla intermitentemente durante su vida. Hacia esa misma época y marcada probablemente por la experiencia de haber vivido de cerca la huelga de la Federación Obrera de Magallanes en 1918, comienza su labor política y sindical, que la liga a los movimientos obreros y feministas, siendo, entre otras cuestiones, militante del Partido Comunista y del Movimiento Pro Emancipación de las Mujeres de Chile (MEMCH). Aquí participó de diversas actividades artísticas, diseñó la imagen e ícono del MEMCH que luego se usaría en el estandarte oficial y fue colaboradora de La Mujer Nueva, publicación del Movimiento, donde se discutieron y difundieron las demandas sociales de la población femenina.

En 1922 viaja al México posrevolucionario como secretaria de Mistral, quien había sido invitada para incorporarse al proyecto educativo de las Misiones Culturales llevadas a cabo por el Secretario de Educación José Vasconcelos (1882-1959). Allí Rodig tuvo la oportunidad de conocer de cerca el movimiento muralista y a algunos de sus principales cultores, como Diego Rivera (1886-1957), José Clemente Orozco (1883-1949) y David Alfaro Siqueiros (1896-1974). El proyecto educativo mexicano influencia no solo su obra posterior, sino también su posición política y su noción sobre la importancia de la educación popular, como se observa en la activa participación de la artista en el Servicio de Misioneros de Cultura Indígena.

En el año 1924 Rodig se traslada a Madrid, España, ciudad en la que expone por primera vez y con gran éxito su serie Tipos Mexicanos, un grupo de acuarelas, pinturas y esculturas en las que se evidencian influencias del arte indígena. A raíz de esta exhibición la Junta del Patronato del Museo de Arte Moderno de Madrid (hoy Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía), adquiere una de sus obras, hecho que la convertiría en la primera latinoamericana en ingresar a dicha colección.

De regreso en Chile, en 1927, expone la serie antes mencionada en las salas de la Universidad de Chile y además comienza a trabajar como comisaria en diversas exposiciones colectivas en Santiago y otras ciudades del país. Al año siguiente viaja a París y en 1929 recibe una beca del gobierno chileno, gracias a lo cual ingresa a estudiar pintura mural con el artista Marcel Lenoir (1872-1931), además de inscribirse en el taller de André Lothe (1885-1962) y en la Escuela de Artes Decorativas. Por su estadía en París durante esos años es que se puede asociar a la artista con el grupo conocido como la Generación del 28.

En Francia, además de encontrarse con movimientos vanguardistas como el cubismo y el expresionismo, es invitada a exponer en diversas galerías y museos, donde destaca su participación en la Première Exposition du Grupe Latino-Américain de París realizada en la Galería Zak en 1930, invitada por el pintor uruguayo Joaquín Torres-García (1874-1949).

De regreso en Chile, hacia fines de la década del 30, Rodig funda junto a otros artistas la Asociación Chilena de Pintores y Escultores y en 1937 realiza la exposición Niños pintores, una experiencia de arte infantil, en el Museo Nacional de Bellas Artes, que es posteriormente exhibida más de cinco veces en distintas regiones del país. Entre 1941 y 1942, dibujó mapas con datos de geografía económica para la revista El Cabrito de la Editorial Zig-Zag y realizó ilustraciones para la revista Mi tierra: silabario para adultos (1949).

Aunque se dedicó a la pintura y al dibujo, alcanzando notoriedad en distintas exhibiciones, obras murales y publicaciones en Chile y el extranjero, fue en la práctica de la escultura donde obtuvo mayores logros. Ejecutó de preferencia figuras humanas, retratos, maternidades y bustos en piedra, arcilla y granito, esculturas de simplicidad formal y con clara influencia de la estética indigenista mexicana.

Rodig fue parte también del proyecto del actual anfiteatro localizado al costado del edificio del Palacio de Bellas Artes, destinado a la literatura y teatro infantil, junto a un grupo de intelectuales y fue fundadora del área de Educación en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde trabajó hasta su muerte.

La artista murió el 29 de octubre de 1972 en Santiago, Chile.

 

Más detalles en Artistas Visuales Chilenos, del Museo Nacional de Bellas Artes.